Dormir no es solo para descansar

dormir bien
Dormir no solo es para descansar, durante las horas del sueño pasa mucho más que un estado de relajación y tranquilidad. 

Nuestros órganos y sus procesos internos trabajan arduamente durante este tiempo de descanso. Es importante hacer una diferencia entre dormir y soñar, este último lo uso  para referirme a las imágenes oníricas. 

No soñamos todo el tiempo que dormimos, ya que el sueño es propiamente una fase que se da en todo el proceso de dormir.

Mientras dormimos se producen hormonas que nos ayudan a que el cuerpo funcione adecuadamente, por ejemplo; se libera la hormona del crecimiento, hormonas asociadas al estrés, al metabolismo, y de manera general tiene efectos positivos sobre la función cerebral y el sistema inmunológico y cardiovascular.

En la medida en que estas hormonas se desarrollen y liberen de manera adecuada, el cuerpo funciona mejor, ayudando también a prevenir enfermedades.

Por otra parte, si a una persona se le impide dormir, se presentan alteraciones como; ilusiones visuales, alteraciones en la percepción del tiempo, presencia de microsueños, cambios bruscos en el estado de ánimo. Así como diversas alteraciones con gran irregularidad en la capacidad para concentrarse y ejecutar tareas.

¿Cómo dormir bien?

Reducir horas de sueño creyendo que lo recuperaremos es un error 

Reducir horas de sueño creyendo que lo recuperaremos es un error 

El sueño no se recupera, el descanso que logramos y las sustancias que se liberan al dormir no se obtienen en una sola noche. Esto es similar a la alimentación, donde los nutrientes que obtenemos son por cada día de la semana y no en un atracón el fin de semana.

En psicoterapia en línea también se trabajan los problemas del sueño, aquí te dejo algunas sugerencias para que mejoren tus hábitos al dormir:

  • Elige un horario para dormir y sé constante para que tu cuerpo se habitúe. 
  • Realiza actividad física durante el día para llegar a la cama cansado. 
  • Evita el consumo de alcohol y drogas. Estos alteran el sueño, y aunque el alcohol puede ser un inductor de éste, se sabe que no permite un sueño profundo y reparador. Por lo tanto, no nos deja los beneficios que obtenemos al dormir. 
  • Procura evitar el uso de aparatos tecnológicos. Sí, si quieres un buen sueño, evita usar el celular antes de ir a dormir. Colócalo en algún lugar difícil de alcanzar o ver desde tu cama para que no tengas tentaciones de verlo. 
  • No veas el reloj. Ya que al despertar y ver la hora, puedes sugestionarte y pensar “no puedo dormir”, lo cual hará más difícil de conciliar el sueño. 

Si aún siguiendo estas recomendaciones presentas problemas para dormir, es recomendable asistir con un especialista de la higiene del sueño y a un profesional de la salud mental. Ya que, aproximadamente un 95% de los casos de insomnio y otras enfermedades del sueño, derivan de problemas psicológicos o emocionales.  

En Te Queremos Escuchar podemos ayudarte a mejorar tu salud física y mental. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *