Saltar al contenido

¿Existe una cura para la ansiedad?

para la ansiedad
Lectura de: 9 minutos

Ya sea que se trate de un nuevo diagnóstico de ansiedad o de uno con el que ha estado luchando durante un tiempo, es posible que se pregunte: ¿Hay una solución para la ansiedad? ¿Puede curarse por completo de los síntomas?

Antes que nada, debemos saber que la ansiedad es el miedo a lo que pueda pasar en el futuro. Todo el mundo está ansioso a veces y es completamente natural, sin embargo se vuelve un problema cuando la preocupación es  intensa e interfiere con la vida diaria. Los problemas de ansiedad a menudo comienzan en la niñez y pueden continuar durante toda la vida.

En general, la ansiedad puede experimentarse como una espiral descendente donde nuestras preocupaciones se sienten fuera de control. Controlar esos pensamientos resbaladizos es complicado y, en muchos casos, requiere ayuda profesional. La buena noticia es que debido a que la ansiedad es tan común, hay muchas tácticas y herramientas disponibles para ayudarlo a controlar sus emociones.

¿Cómo funciona? Un enfoque de tres puntas

Las sociedades médicas más respetadas, están de acuerdo en que la forma de trabajar la ansiedad es a través de tres herramientas principales: psicoterapia, medicación y cambios en el estilo de vida. Los profesionales generalmente comienzan con la psicoterapia y/o la medicación, a la vez que van orientando a la persona a cambiar sus hábitos y mejorar su calidad de vida. En algunas ocasiones, únicamente será necesaria la intervención terapéutica o médica, mientras que una gran parte necesitara una combinación de ambas.

terapia psicologica

Psicoterapia

Comenzar la terapia es un primer paso sólido para hacerse cargo de la ansiedad. Los profesionales de la salud están capacitados para usar una variedad de métodos, que incluyen técnicas, tareas y ejercicios, para ayudarlo a ser más consciente y manejar mejor sus emociones. La terapia cognitiva conductual (TCC) es un enfoque popular y basado en evidencia científica, que puede ser particularmente efectivo para trabajar  cualquier tipo de trastornos de ansiedad, así como ansiedad infantil.

Medicamentos

A veces es necesaria una intervención farmacológica para controlar la ansiedad. El tipo y dosis del medicamento es recetado por un médico psiquiatra que toma en cuenta las características individuales y síntomas para elegir el medicamento que mejor se adapte a la persona. Los medicamentos recetados para la ansiedad incluyen:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), como fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil) o sertralina (Zoloft)
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), como duloxetina (Cymbalta) o venlafaxina (Effexor)
  • Antidepresivos tricíclicos, como doxepina o imipramina (Tofranil)
  • Antipsicóticos atípicos, como la quetiapina (Seroquel)
  • Betabloqueantes, como propranolol (Inderal)
  • Benzodiacepinas, como alprazolam (Xanax), lorazepam (Ativan) o clonazepam (Klonopin)

Combinación de medicamentos y psicoterapia

Cuando se habla de tratamientos es común que nos preguntemos qué funciona mejor, la psicoterapia o la medicación. Cuando se comparan entre sí, los medicamentos pueden tener una ventaja a corto plazo, mientras que a largo plazo y según las características del diagnóstico; pareciera que hay una inclinación por la psicoterapia. Sin embargo, es importante aclarar que la combinación de psicoterapia y medicación juntas es el método más poderoso disponible para combatir la ansiedad.

Hábitos poderosos

Además de la terapia y los medicamentos hay una variedad de formas de evitar que la ansiedad se apodere de tu vida. Estas son algunas de las herramientas con más evidencia científica que las respalda:

1. Dormir lo suficiente

La ansiedad y el sueño tienen una relación complicada. Por un lado, la falta de sueño aumenta la ansiedad al confundir tus pensamientos y dificultar el sobrellevar la situación. Por otro lado, es difícil conciliar el sueño cuando estás constantemente preocupado. Si experimenta ansiedad, el consejo de “dormir más” puede darle una preocupación más en medio de la noche. Pero dé un paso atrás y examine sus hábitos de sueño. ¿Estás haciendo todo lo posible para dormir bien por la noche? Aquí hay algunos pasos concretos que todos pueden tomar para mejorar su sueño:

  • Mantenga la misma hora para acostarse y despertarse todos los días, incluso los fines de semana.
  • Asegúrese de que su habitación esté oscura y tranquila, y que la temperatura sea agradable.
  • No mire televisión ni use aparatos electrónicos por lo menos 30 minutos antes de acostarse.
  • Reduzca la cafeína y los medicamentos que la contengan durante el día, y especialmente por las tardes.
  • Evite el alcohol y no coma una comida copiosa justo antes de acostarse.
  • Encuentre una actividad relajante, como leer, colorear, meditar, rezar, escribir un diario o escuchar música tranquila para calmar su cerebro antes de acostarse.
  • Haz algo de ejercicio durante el día para que tu cuerpo esté cansado y listo para dormir por la noche.
como controlar la ansiedad

2. Ejercicio

El tener actividades físicas en nuestra rutina diaria tiene un impacto significativo en la reducción de la ansiedad. Las investigaciones muestran que incluso una pequeña cantidad de ejercicio, como salir a caminar, libera sustancias químicas en el cerebro que automáticamente mejoran tu estado de ánimo.

3. Reconecta contigo mismo.

La ansiedad se convierte en un problema cuando nuestros miedos superan los peligros reales en nuestras vidas, por esta razón es importante prestar atención a nuestras propias mentes y cuerpos centrando nuestra atención en la realidad y el presente. El uso de algunas técnicas y ejercicios nos pueden ayudar con esta tarea:

  • El Mindfulness es un conjunto de técnicas que nos permite a reducir la velocidad y prestar atención a los detalles de nosotros mismos y de nuestro entorno.
  • El uso de ejercicios de meditación, visualización y respiración también nos ayudan a centrar nuestra atención en el presente y mantenernos lejos de los pensamientos temerosos sobre el futuro.
  • La biorretroalimentación lleva la atención plena un paso más allá al enseñarnos a controlar conscientemente nuestro propio ritmo cardíaco y presión arterial a través de la relajación y la respiración.
  • El yoga ofrece un doble beneficio porque incluye aspectos tanto de atención plena como de ejercicio físico.

4. Vuelve a conectarte con los demás

El apoyo social, así como facilitar espacios de socialización y desconexión son fundamentales para reducir la ansiedad. Para esto puede buscar algún pasatiempo, un grupo de ejercicios, una organización religiosa, un club de discusión o una actividad de voluntariado que le interese y lo ayude a comunicarse con los demás.

¿Hay otros tratamientos?

Debido a que el estudio y tratamiento de la ansiedad es un campo bastante amplio, se han sugerido cientos de tratamientos alternativos para la ansiedad, algunos incluso con algunas bases científicas; por lo que decidir a cuál de ellas acercarnos puede resultar confuso. La sugerencia es que los tratamientos con la investigación científica más sólida detrás de ellos tienen más probabilidades de ser útiles para la mayoría de las personas, sin embargo; algunos de los enfoques menos convencionales aún pueden funcionar.

Al tomar la decisión tenga en cuenta que si desea probar un medicamento o una técnica que no ha sido bien estudiada, es importante que se informe para ir a lo seguro. Los estudios científicos hacen más que solo mostrarnos qué tan bien funciona un tratamiento; también aseguran que entendamos todos los riesgos y efectos secundarios. El hecho de que algo sea tradicional o completamente natural no significa que sea seguro.

Lista de tratamientos alternativos

  • Terapia asistida por animales: es una intervención diseñada para mejorar el funcionamiento cognitivo, físico, social y emocional de un paciente, con objetivos específicos y delimitados en el tiempo. Se ha demostrado que esta terapia ayuda a para ayudar a las personas a recuperarse o a afrontar mejor los problemas de salud; como las enfermedades cardíacas, el cáncer y los trastornos mentales
  • Aromaterapia: La lavanda, la bergamota y la naranja amarga se encuentran entre los aceites esenciales que se encuentran para reducir la ansiedad según algunas investigaciones.
  • Arteterapia: El arte permite crear una congruencia entre lo emocional y cognitivo, dando paso a exteriorizar de alguna manera la carga emotiva que de forma verbal o conductual se ha tratado de reprimir por diferentes circunstancias o se ha manifestado de manera inadecuada; mediante el arte se pueden canalizar síntomas de estrés y ansiedad de una forma espontánea que permita a la persona identificar la intensidad de los mismos y ampliar su perspectiva ante situaciones específicas que lo mantienen bajo estas condiciones. Los terapeutas de arte profesionales también usan este método para ayudar a las personas a examinar las situaciones o pensamientos que podrían estar contribuyendo a su ansiedad.
  • Aplicaciones para teléfonos inteligentes: ¿Se pueden usar gadgets para combatir la ansiedad? Las aplicaciones para teléfonos inteligentes que ayudan a los usuarios a calmar los pensamientos ansiosos se están volviendo populares, y las investigaciones muestran que este enfoque puede tener beneficios duraderos. Algunos psicólogos van un paso más allá al agregar un consejero personal en el otro extremo de la conexión. Hasta ahora, esta técnica parece ser la mejor para llegar a las personas que se resisten a hablar con un terapeuta en persona.
ansiedad ataques

Ansiedad, más de un camino

Finalmente, hay que recordar que la ansiedad es una experiencia individual. Diferentes tratamientos funcionan para diferentes personas en diferentes situaciones, y lo que funciona para usted puede cambiar con el tiempo. Dado que la ansiedad tiende a aparecer y desaparecer a lo largo de la vida; es útil realizar un seguimiento de las estrategias para vencer la ansiedad que funcionan mejor para usted. Esto le ayudará a establecer un plan rápidamente si la ansiedad vuelve a convertirse en un problema.

Cuando encuentre un enfoque, método o medicamento que funcione para usted, hágalo parte de su vida. Pero no se desespere si parece dejar de funcionar. A medida que cambian las circunstancias de su vida, también lo hace su ansiedad. Da un paso atrás y encuentra una nueva forma de vencerlo. Si buscas ayuda puedes acercarte a nuestro equipo de psicólogos en Te Queremos Escuchar.

Si esta publicación te gustó. Te invitamos a compartirlo en tus redes sociales.


Publicaciones relacionadas

¿Qué es un ataque de pánico?

Un ataque de pánico es una respuesta a una situación estresante, en la que sientes que estás perdiendo el control. Si tienes un ataque de pánico, es posible que sientas el corazón acelerado, dolor u opresión en el pecho, puedes tener temblores, o presentar sudoración y/o mareos. ¿Cuáles son los síntomas de un ataque de…

Leer más ¿Qué es un ataque de pánico?

Diferentes tipos de terapia: ¿Cuál es mejor para la ansiedad?

La ansiedad es una emoción normal que se presenta cuando las personas se enfrentan a situaciones estresantes y de incertidumbre, permitiendo que esta se adapte a las nuevas características del entorno. Por esta razón es posible que experimentes niveles más altos de ansiedad antes de una primera cita o antes de dar una presentación importante.…

Leer más Diferentes tipos de terapia: ¿Cuál es mejor para la ansiedad?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.