Saltar al contenido

¿Qué es un ataque de pánico?

Lectura de: 3 minutos

Un ataque de pánico es una respuesta a una situación estresante, en la que sientes que estás perdiendo el control. Si tienes un ataque de pánico, es posible que sientas el corazón acelerado, dolor u opresión en el pecho, puedes tener temblores, o presentar sudoración y/o mareos.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Los síntomas de un ataque de pánico pueden aparecer en cualquier momento y por lo general, alcanzan su punto máximo en pocos minutos. Durante un episodio de pánico, la persona que lo sufre se siente abrumado y discapacitado por los síntomas que se mencionan a continuación:

  • Sudoración
  • Temblores
  • Aumento del ritmo cardíaco
  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Sensación de ahogo
  • Náuseas o dolor en el estómago
  • Mareos o sensación de desmayo
  • Entumecimiento u hormigueo
  • Despersonalización (sentirse separado de uno mismo o de su entorno)
  • Sofocación
  • Miedo a morir o a perder el control
  • Sensación de estar ante un peligro inminente
ataque de panico

¿Qué causa un ataque de pánico?

Los ataques de pánico realmente son muy comunes y suelen alcanzar su punto máximo después de unos 10 minutos, llegando a tener una duración de hasta media hora.  Por lo que un episodio de pánico produce una sensación de agotamiento temporal en la persona.

Los ataques de pánico pueden ser causados por:

  • Estrés crónico
  • Factores genéticos
  • Tener un temperamento muy sensible ante el estrés o a las emociones negativas
  • Cambios en la forma en el funcionamiento cerebral

Sin embargo, tener un ataque de pánico no significa necesariamente que tener un trastorno de pánico. El trastorno de pánico puede ser diagnosticado cuando se tienen ataques de pánico repetidos y que interfieren significativamente con la calidad de vida de la persona.

¿Cómo se tratan o se previenen los ataques de pánico?

Existen diversas opciones médicas, psicológicas y de autoayuda que pueden ayudar a tratar y evitar los ataques de pánico. Ya que este tipo de ataques se asocian con la ansiedad, los tratamientos son similares.

Durante un ataque de pánico es recomendable:

  • Evitar el “diálogo interno” que lleve tu atención a centrarte en los síntomas, esto hará que siga aumentando el malestar y que los síntomas se intensifiquen.
  • Tener presente que los síntomas de un ataque de pánico son incómodos, pero no son una amenazan a la vida.
  • Concentrarse en elementos fuera del propio cuerpo y los síntomas. Por ejemplo, puedes intentar recordar la letra de tu canción favorita o concentrarte en lo que está a tu alrededor, cosas que puedas ver o escuchar.
sintomas de ansiedad

Ten en cuenta que huir de la situación sólo confirmará tu temor de que tus síntomas de pánico son insoportables y que no puedes controlarlo. Trata de sentarte y permitir que los síntomas pasen, confía más en su capacidad para sobrellevar la situación.

Si esta publicación te gustó. Te invitamos a compartirlo en tus redes sociales


Publicaciones relacionadas

Diferentes tipos de terapia: ¿Cuál es mejor para la ansiedad?

La ansiedad es una emoción normal que se presenta cuando las personas se enfrentan a situaciones estresantes y de incertidumbre, permitiendo que esta se adapte a las nuevas características del entorno. Por esta razón es posible que experimentes niveles más altos de ansiedad antes de una primera cita o antes de dar una presentación importante.…

Leer más Diferentes tipos de terapia: ¿Cuál es mejor para la ansiedad?