Cómo saber si tengo ansiedad

como saber si tengo ansiedad
La ansiedad es como estar sobre arenas movedizas: 
cuanto más luchamos para salir de ahí, 
más nos atrapa y más desesperada y enérgica es esa lucha.

La ansiedad es un estado emocional normal, nos permite responder a diferentes situaciones cotidianas. En realidad, nos ayuda a adaptarnos al medio ambiente, ya que nos prepara para la lucha o huida cuando nos enfrentamos a amenazas peligrosas. 

Cierto grado de ansiedad es incluso deseable para el manejo de las exigencias del día a día.

Al enfrentarnos a amenazas reales, nuestro cuerpo genera una serie de cambios fisiológicos para enfrentar la situación: nuestra respiración se agita, nuestro corazón bombea más rápidamente la sangre cargada de oxígeno, hay tensión en los músculos para ponerse en acción y somos más conscientes del entorno y sus cambios. Sin embargo, este mecanismo no sólo se activa con amenazas reales, sino también con amenazas percibidas que pueden estar distorsionadas.

¿Qué pasa cuando la ansiedad se vuelve negativa?

Una de las principales causas de la ansiedad ante amenazas percibidas, es nuestro pensamiento. 

En ocasiones, podemos tener pensamientos distorsionados que no nos permiten ver la realidad con claridad, lo que ocasiona que evaluemos de manera incorrecta las situaciones.

Acá te dejo este checklist con algunos síntomas de ansiedad

  • Vivo preocupado por distintas cosas la mayor parte del día, casi todos los días.
  • Duermo mal. Casi siempre me levanto cansado.
  • Casi todo el tiempo me siento con tensión o tengo contracturas musculares.
  • Con frecuencia, me siento malhumorado e irritable.
  • Suelo ser impaciente.
  • Me cuesta concentrarme en una cosa por vez.
  • Temo que este estado de tensión permanente, me provoque una enfermedad.
¿Con cuántas situaciones te identificas?

En caso de que hayas señalado una o varias situaciones, es posible que te identifiques con alguno de los síntomas de ansiedad negativa: sentimientos de malestar (sudoración, mareo, irritabilidad), preocupación e hipervigilancia, tensión, temor e inseguridad, sensación de pérdida de control y agobio, dificultad de concentración y percepción de fuertes cambios fisiológicos (vómitos, diarrea, estreñimiento, náuseas).

A veces, con tan solo pensar en una situación que nos causa ansiedad o en su posible ocurrencia, puede desencadenar alguno de los síntomas de ansiedad negativa.

Recuerda que sólo un profesional de la salud puede realizar el correcto diagnóstico y tratamiento para la ansiedad. En caso de sentirte identificado con lo descrito en este blog y quisieras saber cómo manejar tu ansiedad y tus pensamientos distorsionados, te invitamos a registrarte en nuestra página web y agendar una consulta con un especialista.

3 pensamientos sobre “Cómo saber si tengo ansiedad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *