Sabor en tu relación

lo que necesita la relación

Como sabemos, el sexo es un aspecto fundamental del ser humano y por tanto de las relaciones de pareja. Es una manera de lograr un vínculo más profundo entre ambos y favorece la intimidad emocional.

Al inicio de las relaciones de pareja, por lo general, el sexo es increíble y muy frecuente. Pero en ocasiones, conforme pasa el tiempo la pareja comienza a perder interés en su vida sexual, pues se hace predecible y aburrida. Con hijos, trabajo, estrés y poco tiempo, el cansancio es tan grande que lo menos que queremos es hacer el amor. Así que ponemos un sin fin de excusas para evitarlo, o accedemos con la intención de que termine para poder descansar o regresar a la tarea en la que estábamos. Es así que el cansancio y el conformismo terminan siendo el peor enemigo del sexo.

Por otro lado, es sumamente normal pasar por estos problemas cuando tenemos una relación de pareja de años y con todos estos compromisos.

¿Podemos hacer algo para revivir la chispa?

El primer paso a revisar es si en realidad te conoces a ti mism@, es decir, si en verdad sabes qué es lo que más te gusta en cuanto a posiciones, preferencias y zonas que más te estimulan. Piénsalo de esta forma, si tú no te conoces, probablemente tu pareja tampoco. Para hacerlo es sumamente sencillo, date un tiempo a solas y permítete experimentar y explorar tu cuerpo.

Ahora que todo parece un poco más claro, lo siguiente en la lista es comunicarlo a tu pareja, encuentra el momento (de preferencia no cuando estén teniendo sexo pues eso desfocalizará la atención). Hablen de sus fantasías, de lo que te gustaría que hiciera más y lo que en realidad no te gusta, siempre cuidando la forma en la que lo expresamos, pues podemos herir los sentimientos de nuestra pareja.

¿Qué más tengo que saber?

El estrés es un factor que afecta tanto el apetito sexual como su rendimiento, es importante que se tomen su tiempo y se esfuercen por cuidar de su vida sexual. Para ello, pueden acordar ciertos días u horarios en los que busquen con quien dejar a los niños y darse ese tiempo sin presiones. Si la rutina es el problema, pueden acudir a muchas soluciones: desde juguetes sexuales, outfits que te hagan sentir sexy, usar utilería como velas, libros de sexo tántrico, antifaces, una ida al motel, etc.

Todo lo anterior depende de los gustos de cada persona, por eso es importante que lo hablen y se atrevan a probar cosas juntos. La regla es estar abierto a probar, claro, siempre con el consentimiento de tu pareja, por lo que si ella o él no está a gusto, no es recomendable forzarlo, pues en lugar de disfrutarlo estará pensando en su incomodidad.

¡No se comparen con otras relaciones de pareja!

Un error muy común es que comparamos nuestra vida sexual con la de otras relaciones de pareja, pensando que hacer el amor 1, 2, 3 o 4 veces por semana es lo mejor porque alguien más lo dice. Pero lo importante es que ustedes tengan claro lo que quieren ambos, sin comparaciones ni expectativas.

Recuerda que el sexo en pareja es para disfrutar del amor que se tienen, en ocasiones pueden existir otros factores que impactan en la vida sexual de la pareja, por lo que si a pesar de hacer estos pequeños cambios aún persiste la incomodidad o problemas, te sugiero asistir a un especialista. En TQE podemos asesorarte a vivir plenamente del amor.

Quizá te puede interesar nuestro blog:

El amor es una droga para nuestro cerebro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *