Cómo el trabajo puede darle sentido a tu vida.

Día del trabajo

En la celebración del día del trabajo, es una gran oportunidad para pensar un poco sobre cómo es que el trabajo puede darle sentido a nuestras vidas.

En la celebración del día del trabajo, es una gran oportunidad para pensar un poco sobre cómo es que el trabajo puede darle sentido a nuestras vidas.

La mayoría de las personas sabemos que el día del trabajo es un día festivo que tomamos para comer en familia y descansar. Sin embargo esta fecha va mucho más allá de un fin largo, pues se estableció porque antes no se reconocían los derechos de los trabajadores.

Fue en la ciudad de Chicago, donde un primero de mayo de 1886 alrededor de 200,000 trabajadores iniciaron una huelga en defensa de sus derechos laborales. Esta huelga se prolongó hasta el 4 de mayo y fue disuelta con una represión sangrienta. Esto desencadenó una ola de manifestaciones en defensa de los derechos laborales

En México, el día del trabajo se celebró por primera vez en 1913. En el cual, se organizó un desfile en el que participaron obreros que exigían el respeto a sus derechos. Gracias a ese movimiento, es que actualmente gozamos de mayor salud y seguridad laboral. Sin embargo, muy pocas veces nos detenemos a pensar en ¿qué significa tener un trabajo?

Te propongo pensar por un momento en la siguiente pregunta:  ¿para qué trabajamos?

beneficios del trabajo

Una importante cantidad de personas dirán: para ganarme la vida. 

¿qué vida queremos ganarnos?

Laborar 8 horas para otro, no nos hace felices; pero es difícil saber si el trabajo debe estar en la lista de los motivos para ser feliz. Si bien es cierto que hay trabajos desagradables y su exceso es perjudicial, también es cierto que aún teniendo la labor más desagradable, es mejor que tener demasiado tiempo de ocio. Ya que en el trabajo es donde nos liberamos del aburrimiento y es en el trabajo donde podemos desarrollar una condición casi indispensable para ser felices: 

Generar un propósito en la vida.

Para esto no es necesario ser dueños de la empresa, sino sabernos dueños de nosotros mismos en el trabajo. Es decir, creer en la utilidad de lo que hacemos. Es la forma en, cómo trabajamos donde logramos desarrollarnos, y el propósito con el que lo hacemos, lo que puede darle sentido a la vida.

Así que ya sabes, la próxima vez que pienses en el propósito de un trabajo, recuerda añadir el saber y sentir que realizas algo en lo que crees y te ayuda a desarrollarte.

Te puede interesar nuestro blog:

Bienestar en el trabajo

te queremos escuchar agenda